¿Cómo son los nuevos líderes empresariales?

Por MANUEL FELIPE TAMAYO

No está mal que empiece de nuevo a hablase de liderazgo y que después de algunos años en el anonimato este concepto vuelva a aparecer en títulos de libros, programas de TV y planes de formación empresarial. Lo que no me parece del todo bien es que el liderazgo, en su versión moderna, se muestre como un conjunto de atributos únicos, revolucionarios e indispensables para lograr el cumplimiento de objetivos empresariales descartando otros enfoques y técnicas aplicadas por jefes, gerentes y directivos de organizaciones que han dado resultados positivos por muchas décadas.

 
Me refiero a que he visto como últimamente hay nueva una corriente (no se exactamente originada en donde y si ha tal vez haya surgido luego de observar el comportamiento particularmente flexible de los equipos de emprendedores en Norteamérica o si ha sido el resultado de alguna investigación de tipo académico) que se encarga de satanizar y menospreciar las acciones de los jefes tradicionales al interior de las empresas realizando comparaciones agresivas entre lo que son y representan y lo que deberían ser de acuerdo al nuevo estándar de liderazgo que les menciono.

 
En este post les listaré algunas características que a mi juicio debe tener un líder empresarial (especialmente de una empresa en fase desarrollo) en el contexto latinoamericano y haré hincapié en cuales de esos atributos son extraídos de los modelos de gerencia clásicos. Mi idea es demostrarles que está bien evolucionar en los estilos de liderazgo pero que es necesario retomar prácticas ya validadas y llevadas a cabo a través de los años por gerentes y jefes de compañías que operan en diversos sectores de la economía.
Antes de empezar con mi lista, es pertinente aclarar que desde las teorías de la administración de empresas existe una marcada diferencia conceptual entre un gerente y un líder. En síntesis, los textos ubican al gerente (o jefe) como el encargado de la operación de los negocios y es quien tiene la tarea de responder por el buen funcionamiento de las áreas básicas de la organización en el día a día intentando que los resultados al final de un periodo específico sean satisfactorios y acordes a los exigidos por gerentes ubicados en cargos superiores o bien por los socios de la empresa.
De otro lado, el liderazgo es una condición humana no definida por el mundo de los negocios pues en sí mismo representa una forma de ser y actuar de una persona de cara a la sociedad. Coincido con muchos autores que resumen el liderazgo como un conjunto de valores individuales que sumados permiten que alguien influencie a grupos de personas para lograr objetivos en los que todas las partes se beneficien.

 
Con lo anterior, les menciono la lista de 10 atributos que a mi juicio debe tener el gerente-líder de una empresa en desarrollo:

 
1. Está siempre abierto al consenso pero sabe cuándo debe tomar el riesgo por si solo y asumir las riendas del negocio.
2. Interpreta sus logros como los de toda la empresa. Cuando se trata de logros no existe el “Yo” y siempre figura el “Todos”.
3. Se enfoca en resolver las crisis, sin embargo, reconoce el origen del problema para intentar mejorar a las personas y corregir procesos.
4. Solicita apoyo de su equipo y delega con claridad las tareas del negocio.
5. Se interesa por el desarrollo de las personas que conforman su equipo de trabajo. Las potencializa para que den lo mejor de sí y a su vez esto se vea reflejado en los resultados de la organización.
6. Inspira entusiasmo y pasión pero genera respeto por sus conocimientos y compromiso.
7. Propicia escenarios de comunicación directa, clara y simple.
8. Se enfoca en los buenos resultados financieros del negocio y media ante los socios para que sus equipos de colaboradores perciban algo de ellos.
9. Conoce la visión de la empresa como nadie y demuestra con acciones el rumbo que debe seguir la organización.
10. Reconoce que su calidad de líder requiere de formación personal y profesional por eso trabaja consciente y permanentemente en su propio plan de mejora.
Así las cosas, debo decir que por más teorías modernas que se generen en torno al liderazgo y a esa flexibilidad que lo caracteriza, siempre serán necesarios (sobre todo en ambientes de mercado e información tan dinámicos como el nuestro) rasgos de una figura de jefe clásico que se encargue de impartir directrices, se enfoque en la riqueza de todos los grupos de interés, delegue tareas, asigne responsabilidades y actúe estratégicamente en cuanto a la formación y ubicación del personal.

 
En mi opinión, la nueva teoría del liderazgo debe ser una mezcla complementaria de enfoques y experiencias que hagan de la dirección de empresas una práctica más realista y competitiva.

 
¿Adicionarían algún otro atributo para los nuevos gerentes?


 

No hay comentarios

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.